Blanquear consolas (mi experiencia)

7

El que más y que menos se habrá encontrado con alguna consola u otro aparato electrónico al que con el paso de los años, su carcasa de plástico ha cambiado su color original, por ejemplo de un blanco inmaculado a un amarillo Homer Simpson.

¿Por qué ocurre esto? Pues he leído y escuchado todo tipo de teorías. La más cachonda es una que me contaron personalmente refiriéndose a una consola Famicom, y era que los japoneses jugaban mucho fumando y ese amarillo era por el tabaco… gracioso pero sin sentido.

japo-fumando-snes

Yo me quedo con una que leí ya ni me acuerdo donde que consiste en lo siguiente:

El amarilleo es consecuencia de la oxidación, pero no de la oxidación del plástico, sino de un producto que le echan a las carcasas plasticosas de aparatos electrónicos que sirve de aislante e ignífugo en caso de que pase algo raro y el chisme emita calambrazos o mucho calor. Algo así. Según mi experiencia quitando amarilleos, esto tiene sentido, aunque igual no estoy en lo cierto y puede deberse a otra razón. El caso es que por una razón u otra nuestras consolas viejunas sufren un proceso de ictericia que las deja con mas mala cara que los pollos del Simago.

detallepegatinaDetalle del plástico debajo de la pegatina, no ha sufrido la oxidación al estar aislado.

¿Esto tiene solución? Si, y no es difícil. En internet encontrareis muchos tutoriales de como blanquear consolas, cada uno con sus propias conclusiones positivas o negativas, según les haya ido. En este post os voy a contar mis experiencias con el proceso de blanquear una consola y el método que yo empleo así como los aspecto a tener en cuenta antes de hacerlo.

Nuestro objetivo: convertir lo de la izquierda en lo de la derecha.

IMG_20160530_105043

 

¿Y como lo hacemos? El elemento común en todos los métodos que he visto es el agua oxigenada. Algunos usan productos blanqueadores de ropa tipo Vanish y agua oxigenada en concentraciones altas. Yo uso agua oxigenada de toda la vida, del chino vamos. Y dos cosas, paciencia y luz natural.

IMG_20160531_093139Lo primero es quedarnos con el plástico amarilleado en cuestión y ninguna otra parte de la consola ya sea plástico de otro color (por ejemplo los botones rojos) o elementos interiores (obviamente). Los plásticos que no presenten amarilleo es mejor no meterlos en agua oxigenada ya que solo podremos conseguir decolorarlos. Me pasó con mi Super Famicom, que metí la carcasa superior tal cual está y el rectángulo central gris acabó con manchas blancas con lo que solo conseguí llegar a guatepeor. Así que ya sabes, solo lo amarilleado, lo demás, quítaselo. Bueno, las pegatinas las puedes dejar, no les pasará nada.

Una vez tenemos la carcasa a pelo, vamos con la poción mágica. Para ello tenemos que “bañar” la carcasa en agua oxigenada. IMG_20160530_203139Para ello usaremos un recipiente transparente para dejar pasar el máximo de luz, que es la culpable del proceso de blanqueamiento al reaccionar con el agua oxigenada. Dependiendo del tamaño de nuestra carcasa necesitaremos más volumen de agua oxigenada. Las botellas de agua oxigenada son baratas, sobre 1€/litro, pero claro, si nuestro recipiente es ancho como el mío, para llegar a la altura en que el líquido cubra toda la carcasa, se nos pueden ir varios litros en el asunto. Para ahorrarnos unas pelas hay truquillos que os contaré.

Truco 1: Ocupar el espacio que no se use con “cosas” para que el nivel del agua suba. Por ejemplo, yo uso botellitas de agua rellenas a tope para que no floten apenas y así ocupar medio litro de volumen que es lo que ahorramos de agua oxigenada. Que sean transparentes y sin etiqueta para que no nos quite luz por ningún sitio.

Truco 2: Rebajar el agua oxigenada con agua normal. Con esto lo que conseguimos es reducir la concentración del peróxido de hidrógeno, que no lo he dicho pero es el componente que actúa con la luz solar y desoxida el plástico quitando el color amarillo. A menos concentración, más tiempo tendremos que dejar la carcasa sumergida, pero no necesariamente mucho más ya que por mi experiencia no varía demasiado. Podéis echar mitad y mitad y aún así el peróxido de hidrógeno va a actuar en las partes amarilleadas.

Truco 3: Poner debajo del recipiente un trozo de papel de aluminio con la cara mas reflectante mirando hacia arriba. Con esto vamos a lograr que la luz se refleje y penetre por todos los recovecos incluido por debajo de la carcasa, consiguiendo blanquear incluso lo que el sol no ilumina directamente.

IMG_20160531_095449

Importante: cerrar el recipiente con su tapa mientras tengamos la carcasa dentro, así evitaremos la evaporación del líquido en parte. También es conveniente fijar la carcasa al fondo del líquido para que no flote nunca. Cuando el agua oxigenada empieza a actuar la carcasa se llena de burbujitas que poco a poco harán que flote y se nos pueda quedar parcialmente fuera de la solución. Para eso podemos usar algún elemento transparente y pesado como la ensaladera que véis en la foto.

IMG_20160531_095507Con este método, y dependiendo de la cantidad de luz que de sobre el invento, una carcasa como la de la Famicom amarilla de las fotos anteriores quedará blanca en unos 3-4 días. Ya os digo, depende de la cantidad de agua oxigenada que echéis y en mayor medida de la luz que reciba durante el proceso. Si veis que aún no está blanca del todo después de ese tiempo, pues nada, dejadla otro día más y si queréis añadid un poco más de agua oxigenada, que después de varios días va perdiendo sus propiedades y nuestra consola bien merece unos céntimos más para que nos quede guapita. De ahí lo de tener paciencia, es mejor hacer esto poco a poco para un buen resultado. Si usas un agua oxigenada de mayor concentración puedes acelerar el proceso, pero tendrás que estar alerta y mirar más a menudo como va la cosa no vaya a ser que nos pasemos de tiempo y el plástico se resienta. No lo recomiendo, no hay prisas.

Esta es la consola del principio del post después de varios días en la bañera al sol:

IMG_20160604_125816

Añadir que después del baño es mucho más fácil arrancar la suciedad del plástico simplemente frotando con alguna toallita húmeda. Quedan impecables. Esta Famicom recién llegada de algún trastero de Japón acumulaba mierda en cantidades industriales, tanto por dentro, donde había varias generaciones de pelusas, como por fuera, donde la roña reinaba a sus anchas.

He blanqueado con éxito varias Famicom super amarillas, un par de Super Famicom morenitas (a la primera como dije no le quité las partes grises oscuras y las estropeé, se aprende así), una Dreamcast que CarloSega puede dar fe de que era amarilla pollo y ahora está como recién salida de fábrica. En principio el método vale para cualquier consola que haya perdido su color por esta causa, por ejemplo las PC-Engine blancas son muy de amarillearse, o los CD-ROM2 de NEC, también los Commodore Amiga se amarillean, o los antiguos ordenadores Apple, en fin, como ya he dicho antes, todo plástico que veamos de este tipo.

Nada más, animaros a rejuvenecer vuestros cacharros que os sorprenderán los resultados.

 

Share.

About Author

Aquí un antiguo "envisiao" que ha vuelto al mundillo después de muchos años atraído por lo viejuno después de fabricarme una máquina arcade MAME. Me gusta jugar y cacharrear de lo lindo.

7 comentarios

  1. Varoken Retro on

    Este artículo me ha animado a hacer lo propio con mi snes. Explicado con mucha claridad, ya me hago una idea de qué hacer y qué no.

    *clap*clap*clap.

    ¡Blanquead maldtios! os lo recomienda “Retroporuntubo”.

    • Yo me encuentro en una disyuntiva, mi superfamicom también está morenita, pero es que hasta le estoy cogiendo cariño XD.
      Pero bueno, siempre me quedará la opción.

      • Varoken Retro on

        Como ahora mismo ando jugando a su catálogo a saco, pues no me voy a poner con el tema, pero dame tiempo, ya pasaré fotos y ves si tu también te decides XD

      • The Big Brother on

        Hombre, es una cuestión de estética simplemente, lo importante es que la consola funcione bien. Yo personalmente prefiero el color original, sobre todo en determinadas consolas como la Dreamcast of la Famicom que cogen un color horrible. Las Super Famicom morenitas tampoco es que queden tan feas, pero el gris original les da un aspecto más limpio, la verdad. ¡Peróxido power!

  2. Muy interesante el artículo compañero, y necesario en estos tiempos que corren.
    Particularmente nunca he tenido ese problema con las consolas, pero sí con algún cartucho que compré de segunda mano, un poco descolorido y roñoso.
    No descarto darle un merecido repaso en el futuro.
    Saludos!

    • The Big Brother on

      Si, olvidé mencionar que a algunos cartuchos también les pasa, sobre todo los de SNES. También tengo alguno así. Gracias por comentar y saludos!

Leave A Reply

Facebook