Daytona USA 2001 – Dreamcast

0

Es necesario que comente unas cuantas cosas que no digo en el video, porque en verdad en el video no digo nada de nada, jejeje, solo chorradas.

Me pillé una Dreamcast hace un par de meses, después de haber visto gameplays, leído reportajes y oído podcasts. Antes de eso, esta consola era una desconocida para mí. No sabía en qué generación había aparecido, ni conocía el catálogo, excepto unos cuantos, entre los que se incluye este Daytona. Es más, hasta hace un año escaso no estaba seguro de cuál era la Saturn y cuál la Dreamcast, ustedes me perdonen. Es lo que tiene ser un desertor, renegado y un reincidente del mundillo.

Empecé a informarme y a quedarme muy loco con lo que veía y lo que me contaba mi amigo Varoken. Lo primero que hice fue ponerme el emulador. Mojón pa mí, no fui capaz de hacerlo funcionar en condiciones (a lo mejor es culpa de mi ordenador, que no tira lo suficiente; a lo mejor es culpa mía, porque soy un negado). Miré tímidamente en eBay, pensando que las Dreamcast costarían un cojón y medio, pero me encontré con una por 50 pavos + 15 de envío, en ‘Muy buen estado’. La compré y resultó que el vendedor era de Sevilla. Hablamos y me la trajo a mi casa al día siguiente. Al rato estaba dándole duramente al Daytona USA.

Daytona USA 2001 PAL DC-front

Me pareció una pasada. Yo solo había jugado al arcade una vez, de pasada, y me follaron enseguida. No volví a jugar. Y no sé, no entiendo casi nada de placas y esas cosas, pero diría que las versiones son clavadas, al menos en calidad. Los juegos de coches son, junto a los plataformas, mi género favorito. Cuando fui descubriendo la cantidad de juegos de carreras y de conducción que hay para esta consola, me puse a mirar volantes. No me gustó lo que leí, mucha gente echando pestes de ellos, de los 3 modelos que había. Encontré un V3 Racing Wheel en su caja, a estrenar, en eBay, por 47 euros, gastos incluídos. Así con todo, me lo pensé, porque lo habían puesto por los suelos. Pero me pudo el ansia de puto yonki y me lo compré. Y me alegro un montón, ahora sí que estoy disfrutando de las carreras. Sí es cierto que es suave, con poca resistencia, la vibración es tenue, el acabado es de plástico como el de un tupperware. Es un volante del año 2000, no se le puede pedir mucho más, creo. Pero, es que me pongo a jugar y me da todo igual. Lo que importa, en mi opinión, es lo bien que responden los juegos. De hecho, el Daytona mejora un montón jugado con volante. Y la base de los pedales es bastante grande, muy cómoda, con un recorrido largo en los pedales.

daytona

Daytona USA tiene pocos coches, pocos circuitos, pero ¡cómo engancha el jodío! Con esa ambientación festivalera, esos colores, el musicón (aunque repetitivo), la velocidad…pura diversión. Y lo justo que está el tiempo en modo arcade. Será que soy un paquete, porque no llego a acabar una maldita carrera, jejeje. Pero no me estreso, como podéis ver, disfruto del aprendizaje. Y el circuito Expert es una locura, chulísimo, muy largo y muy jodido de acabar. Todo un reto para mí. DAYTOOOOONAAAAA!!!! 😛

Solo espero que esta Dreamcast me dure mucho, mucho, ¡por favor!

Más información sobre Daytona USA 2001: WIKIPEDIA


daytona_usa_dreamcast_valoración_rating

Share.

About Author

Consolero seguero desde pequeñito, con esa Master System 1 y su Alex Kidd dentro. Tuve muchísima suerte, porque mi padre (y mi tío) estuvieron varios años trabajando como vendedores comerciales de SEGA, y eso me facilitó mucho tener un montón de juegos y casi todas las consolas que había en el mercado por entonces (menos el 32X). Esto hizo que se me conociera popularmente como Carlos Sega, en el colegio, vamos. Cuando se acabó la época de los 16 bits, abandoné este mundillo por el del Heavy Metal, aunque nunca del todo. Con el paso de años me fue volviendo el gusanillo y ahora estoy más consolero que nunca, ávido de conocer 'nuevos' juegos y recuperar los años perdidos!!

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook