Otro Gameplay que el mundo no necesita – Sonic The Hedgehod (Mega Drive) Comentado

9

Una partidita al Sonic 1 de Mega Drive, mi juego favorito forever and ever, and ever, and ever. Carlosega te machaca las neuronas con este monólogo LADRILLACO de un hora. Ideal para ver con tus familiares, si quieres que se vayan de tu casa. Que ustedes lo disfruten.

Share.

About Author

Consolero seguero desde pequeñito, con esa Master System 1 y su Alex Kidd dentro. Tuve muchísima suerte, porque mi padre (y mi tío) estuvieron varios años trabajando como vendedores comerciales de SEGA, y eso me facilitó mucho tener un montón de juegos y casi todas las consolas que había en el mercado por entonces (menos el 32X). Esto hizo que se me conociera popularmente como Carlos Sega, en el colegio, vamos. Cuando se acabó la época de los 16 bits, abandoné este mundillo por el del Heavy Metal, aunque nunca del todo. Con el paso de años me fue volviendo el gusanillo y ahora estoy más consolero que nunca, ávido de conocer 'nuevos' juegos y recuperar los años perdidos!!

9 comentarios

  1. A mi es que todo lo que sean Sonics de 8 y 16 bits me pone cardiaco.
    Ya lo he comentado en repetidas ocasiones, pero tuve la suerte de conocer al erizo al poco de salir en Mega Drive, y fue el juego que más me ha impresionado en esta vida.
    He amado muchos otros juegos, y en la actualidad prefiero otros géneros, pero el impacto de aquel cartucho jamás volvió a repetirse.
    Imaginaté: yo venía del Spectrum, pero mi primer gran vicio fue el Super Mario Bros.
    Idolatraba la NES, y TODAS las tardes iba a casa de mi mejor amigo con tal de jugar.
    Allí pasábamos las horas, y éramos felices.
    Pero quiso la casualidad que otro amigo adinerado cumpliera años, así que nos reunimos todos los compañeros para celebrarlo en su casa.
    Y la Mega Drive fue el centro de atención, claro.
    Aquella tarde me estrené con Ghouls’N Ghosts, y poco después con Sonic.
    La tarde se me hizo eterna hasta que, esa misma noche, volvimos a jugar.
    Como ves, lo recuerdo como si fuera ayer.
    Jamás en mi vida pude imaginar un juego tan fluído, rebosante de vivos colores, sinuosas melodías, rotaciones, efectos absolutamente maravillosos, una jugabilidad tan pulida, y un desarrollo tan absorvente a la par de apasionante.
    Yo era un joven impresionable, pero aquel cartucho marcó mi destino y mi pasión.
    Desde entonces fui un seguero incondicional, y aprendí a amar los videojuegos.
    Como ves, en esas sigo, y todo se lo debo a Sonic.
    De no haberse cruzado en mi camino, probablemente, mi relación con el medio hoy sería muy distinta.

    • Gracias por compartir tus historias con nosotros. Es que este juego fue de un impacto brutal. Nosotros tuvimos la master system despues del spectrum. Alex kidd tambien me impactó lo suyo, pero como dices tú, nada comparable a la sensación de ver y jugar al sonic por primera vez. Y lo que mola es que no se nos olvida. Para mi es comparable a la primera vez que vi Superman de Richard Donner, otro personaje que moldeó mi infancia y la película que más me ha impactado. La suerte que tuvimos de cogerlo en su momento.

Leave A Reply

Facebook