Shadow Dancer: The Secret of Shinobi (Megadrive)

6

Lo bueno de vivir en un edificio cerrado al mundo exterior es que terminabas conociendo a todo el mundo y eso permitía tener acceso a todos los juegos del vecindario, previo intercambio, o en su defecto, visitando a cada vecino que conocías y sabías, se había hecho con una consola, en concreto, una Megadrive.

Lo curioso es que se produjo una fiebre y todo el mundo, salvo contadas excepciones, tenía una Mega. Nos hicimos con una gran variedad de títulos. Y uno de esos títulos, que llegó a casa de un chaval, era este Shadow Dancer: the secret of shinobi del que vengo a hablaros.

Entonces algunos juegos, que solo nos llegaban en versión americana, tenían un sello dorado en la carátula y en lugar de Megadrive, decía Genesis, lo cual siempre fue desconcertante, ¿qué era aquello de Genesis? Con aquellas letras tan distintas… el caso es que pese a nuestra gran confusión, aquellos títulos procedentes del mercado americano despertaban nuestra curiosidad, por aquello de “lo que viene de América mola más”. En cualquier caso, este Shadow Dancer, que venía de la saga Shinobi, era otro rollo, en mi opinión, mucho mejor. Y es que es difícil superar un juego donde el protagonista, un ninja de nombre Joe Musashi (aunque era el hijo de este en la versión japonesa), lleva a un perro por compañero de aventuras. Lo siento, pero entonces, a falta de un can de carne y hueso esto era lo segundo más épico que podías tener.

Shadow_Dancer_The_Secret_of_Shinobi

un abuelo con garrota, sujetando a la chacha, vais, ¡vais!

La finalidad del juego era destruir a la Union Lizard (unión reptiliana …?), un culto de ninjas responsables de la muerte de Kato, el amigo del protagonista. El perro del fallecido, Yamato y tú os adentraréis en una ciudad medio en ruinas arrasando con todo lo que se cruce en vuestro camino. Sin duda, suena legendario. La mecánica es algo más sencilla, rescatar rehenes y abrirnos paso por los cinco escenarios a golpe de katana y shurikens.

SHADOW-DANCER1

Fijaos en el fondo, ¡parece el fin del mundo!

Este título difería de la recreativa, pero no perdía un ápice de la jugabilidad y dificultad de la máquina de salón, shurikens infinitos, pero dos toques y estás muerto (lo que te mandaba al inicio del nivel). Aun no puedo olvidar la sensación de enviar a tu perrete a por uno de los secuaces, y mientras forcejea, darte tiempo a clavarle una estrella ninja en la frente. La verdad es que había que estar avispado con el chucho, ya que tampoco era infalible y los enemigos podían hacerle retroceder, (verlo convertido en un triste cachorrillo, incapaz de ayudarte, solo tenía gracia la primera vez).

Este fue el juego de la saga más original, el resto eran grandes títulos, y además estaban muy bien ambientados, pero aquí se notaba aquel regustillo, peleas callejeras entre edificios y todo un clan de ninjas dispuestos a acabar contigo, estaba más cerca del rollo Tortugas Ninja, y a mi, todo lo que pudiera hacer referencia a aquello, me tenía comprado de inicio.

Sobre el juego, añadir que el apartado gráfico tenía detallazos, las poses del prota y sus “magias”, las animaciones del perro (de calidad) y unos escenarios con una estética oscura y un poco post-apocalípticos. La música acompaña, aunque se vuelve un poco taladrante a medida que avanzamos, pero el audio y efectos sonoros son un plus a la hora de meternos en la aventura. Es todo un reto terminarlo, pero escenas como luchar a muerte en lo alto de la estatua de la libertad, contra una tiarrona de 3 metros armada con unas sierras circulares, son momentos inolvidables para cualquier jugón.

shadowdancerscreen1jc

para muestra un botón, ¡épico!

Fuentes aquí y en wikipedia

shinobi_nota

Share.

About Author

6 comentarios

  1. ¡Qué buen juego!
    Este lo tuvo mi primo y en una de las ‘prestadas’ me lo acabé quedando, jajaja.

    Me quedo con la fase bonus, cayendo en picado entre edificios, pero como un señor! y matando ninjas trepadores, GENIAL.

    La jugabilidad, aunque no es mala, hace que el juego sea un poco limitado, algo parecido a lo que pasa en Ghosts’n Ghouls, que apenas da margen de error. Pero me encanta, muy disfrutable y con una estética brutal.
    El arcade no lo he jugao mucho. Mi hermano lo prefiere al de la Mega.

    Aunque me gusta un montón, yo me quedo con el Revenge Of Shinobi, seguido muy de cerca con el Shinobi III.

    Qué gran saga, tío! y qué me dices de los GG Shinobi? son la leche puta!

    • Varoken Retro on

      Muy feo por mi parte no hablar de la fase bonus. En la Mega había que quedarse quieto en uno de los dos laterales para matarlos a todos, mientras que en la recreativa había que moverse a los lados sin parar. Jugué mucho a la recreativa, pero la sensación de encenderlo en mi cuarto, y empezar a disfrutarlo y ver el perrete, para mi, superó cualquier otra sensación.

      Ya que lo mencionas, el Ghouls’n Ghosts es otro de mis favoritos de todos los tiempos. Y como dices, jodido de narices, juegos hecho para que no se los pase ni su abuela.

      • Varoken Retro on

        Los de la GG eran grandes, que me recordaban a una de mis recreativas favoritas de la que ya hablaré, el Dragon Ninja.

        • ostia, el Dragon Ninja jugué en spectrum! vaya pintaza tiene el arcade. Voy a tener que jugar en mi proto-arcade-machine

          • Varoken Retro on

            el audio de la recreativa nos traía locos a un colega y a mi de vacaciones por Menorca, nada menos. Estuvimos dándole a dobles sin parar, era como una droga. Si le metes caña llama a tu bro, gana mucho 😀

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook