About Author

Consolero seguero desde pequeñito, con esa Master System 1 y su Alex Kidd dentro. Tuve muchísima suerte, porque mi padre (y mi tío) estuvieron varios años trabajando como vendedores comerciales de SEGA, y eso me facilitó mucho tener un montón de juegos y casi todas las consolas que había en el mercado por entonces (menos el 32X). Esto hizo que se me conociera popularmente como Carlos Sega, en el colegio, vamos. Cuando se acabó la época de los 16 bits, abandoné este mundillo por el del Heavy Metal, aunque nunca del todo. Con el paso de años me fue volviendo el gusanillo y ahora estoy más consolero que nunca, ávido de conocer 'nuevos' juegos y recuperar los años perdidos!!

4 comentarios

  1. Que guapo. Jajajja. Y que ansioso se le ve. Claro, ansioso por chupar los cables. Jajajajja. Como dices en el video, ya le interesará la consola mas alante.

    Mola la n64 japo. Ademas tienes ahi algunos de los mejores juegos.

    • gracias! luego se quedó un buen rato jugando con la caja, hasta que empezó a babearla y se la quité, jajaja. caja que me encanta, por cierto, qué diseño mas chulo.

      pues todavía no la he puesto a funcionar, pero ya caerá esa breva!

  2. Qué ricura :p
    Por momentos así merece la pena amar los videojuegos.
    Ahora lo que toca es crecer jugando juntos, ya me habría gustado a mi a su edad.
    Por cierto, esa Mega Drive del fondo también merece mucho amor.
    Es bueno saber que las nuevas generaciones le rendirán el debido culto a la(s) consola(s) cuando nosotros ya no estemos.
    Un fuerte abrazo familia!

    • Yo creo que sí, a los jugones de corazón les gustarán los clásicos, así como a los melómanos les molarán los discos clásicos y los cinéfilos igual.
      Mi hijo Alejandro va a estar servido de todo eso 🙂
      ¡Un abrazo tío!

Leave A Reply

Facebook