Wonder Boy In Monster World – Mega Drive

4

De vez en cuando la vida regala momentazos, como los que estoy viviendo yo estos días, jugando a Wonder Boy in Monster World en la Mega Drive. Haber estado tantos años desconectado de los videojuegos tiene sus cosas buenas, como por ejemplo, descubrir esta pequeña maravilla de 1991 en 2015. Me considero fan de saga (a pesar de no haberme pasado nunca ninguno de los juegos, porque son una putada, básicamente), y es todo un regalo poder disfrutar de esto por primera vez.

En comparación con los títulos anteriores, éste está muy cerca de Wonder Boy III: The Dragon´s Trap, aunque también tiene cosas en común con Monster Land. De hecho, éste último y el Monster World empiezan idénticos, en la misma pantalla inicial, con la posada, el bar y las serpientes. Por un momento creí que estaba jugando a un remake de Monster Land para Mega Drive, pero al poco tiempo me di cuenta de que se trataba de una nueva aventura completa. Ufff, ¡qué subidón!

Wonder_Boy_in_Monster_World_GEN_ScreenShot2 wonderb

La trama es bastante sencilla: tú eres Shion, y te toca el marrón de salvar Monster World de BioMeka, el malo maloso. Como ocurre con The Dragon´s Trap, tenemos una pantalla en común desde la que vamos accediendo a los diferentes niveles y a la que podemos volver para grabar la partida (grabar la partida, oh sí), una vez completada cada aventura. A medida que avanzamos, vamos comprando mejores armaduras, escudos, espadas, botas… También iremos consiguiendo otros items (un tridente, botas para el desierto, etc) que nos permitirán llegar a niveles vetados en un principio, o que están ocultos bajo el océano.

El juego está lleno de recovecos, invitando a la exploración, y nos da una sensación de libertad enorme. Los niveles no están separados como en Monster Land; son extensiones del mapa general del juego. Mientras escribo esto, he de decir que aún estoy liado con él y espero que me dure, porque lo estoy disfrutando mucho.

Los gráficos son sencillos y muy bien rematados. Muy en la linea de los anteriores, pero mejores, sobretodo los escenarios. Hay muchos enemigos clásicos, como los murciélagos (que se mantienen desde el primer Wonder Boy), los fantasmas con la hoz, cangrejos, esqueletos… y otros tantos nuevos, monos, hombres piraña (muy parecidos a la transformación de piraña del Dragon´s Trap), peces gigantes y un montón más.

wonderbomonsterworld-5

La música está muy bien, variada y bastante tranquila en general. No son los temazos del Dragon´s Trap, pero molan, tienen su encanto. Los sonidos están cogidos de los juegos anteriores de Master System, lo cuál, para mí, es un acierto; le da identidad y coherencia, como parte de la saga.

En general, mucha calidad, con toda la esencia mágica de los Wonder Boy. A mí me tiene loco.

Existe también una versión para Master System, a la que apenas he jugado, y que tiene la misma pinta brutal que la de 16 bits, aunque seguramente tenga sus recortes. También hubo versiones para PC Engine, PlayStation Network, Xbox Live Arcade y Virtual Console.

Y tengo mucha curiosidad por jugar al Monster World VI, con protagonista femenina, que tiene pintaza también. ¡Cuánto Wonder Boy y tan bueno! 😀

Share.

About Author

Consolero seguero desde pequeñito, con esa Master System 1 y su Alex Kidd dentro. Tuve muchísima suerte, porque mi padre (y mi tío) estuvieron varios años trabajando como vendedores comerciales de SEGA, y eso me facilitó mucho tener un montón de juegos y casi todas las consolas que había en el mercado por entonces (menos el 32X). Esto hizo que se me conociera popularmente como Carlos Sega, en el colegio, vamos. Cuando se acabó la época de los 16 bits, abandoné este mundillo por el del Heavy Metal, aunque nunca del todo. Con el paso de años me fue volviendo el gusanillo y ahora estoy más consolero que nunca, ávido de conocer 'nuevos' juegos y recuperar los años perdidos!!

4 comentarios

  1. Varoken_retro on

    Pinta más tranquilo y jugable que el de Game Gear, que ya sabes a mi me traía loco. No tengo muy claro a cual jugué en mi infancia, pero solo leyéndote y viendo pantallazos ya me dan ganas de probarlo. Nunca dejaremos de descubrir joyas y sobre todo en 16bits, para mi la mejor época de la historia para los videojuegos. ¡Saludos!

    • Lo es, de momento. Recuerdo morir muchas veces en el Dragon´s Trap. Además, la versión de Game Gear era un poco más agobiante, porque apretaron los enemigos y los bloques, y todo en general, para encajarlo en la resolución.
      No voy a decir que éste sea un paseíto, por hasta ahora no me he desesperado.
      Pues sí, pienso en lo que nos queda por descubrir y flipo más aún 😉

  2. Wonder Boy es, precisamente, una de mis sagas fetiche.
    La idolatro con todo mi corazón, y por títulos así siempre estaré en deuda con los videojuegos.
    Mi preferido, el Dragon’s Trap – Dragon’s Curse en su paso a PCE -.
    Lo tiene absolutamente todo, y más.
    Incluso comparte ciertos paralelismos con el merecidamente legendario Castlevania SOTN.
    El Monster World IV que mencionas poco más arriba también es para quitarse el sombrero.
    Una joya absolutamente impagable.

    • Coincidimos entonces. Wonder Boy es siempre sinónimo de diversión y calidad. Para mí, el Dragon’s Trap es inmejorable.
      Pero la adicción que me da el primer Wonder Boy no me la da ningún otro juego. Bravo por Hudson.

      Ese Castlevania lo tengo pendiente.

Leave A Reply

Facebook